Minientrada

CONTROL DE ARMAS, EQUILIBRIO EMOCIONAL, PAZ

                                             

 

Armas1

Retomar los principios fundamentales de libertad, compasión, solidaridad, valor del ser y amor, energía universal que todo lo puede.

Lialdia.com / Lenny Z. Pito Bonilla / Tampa / Florida / 5/7/2016 – Es hora que el mundo voltee la mirada hacia el capital más importante que tiene; su gente. Que se sensibilice, compadezca y solidarice ante el alarmante porcentaje de seres humanos viviendo en condiciones de vulnerabilidad, pobreza y miseria no solo económica, sino ante todo personal, irónicamente aun en medio de la riqueza, con cargas insostenibles de: soledad, desprotección afectiva, ansiedad, angustia, tristeza, dolor, depresión, desesperanza, rabia, resentimiento, agresividad, intolerancia, frustración, maltrato y violencia intrafamiliar, bullying en la escuela, la vecindad y hasta cibernético, falta de comunicación interpersonal, bajos niveles de autoestima, uso de drogas, abuso de alcohol, inadecuado uso de armas, t rata de blancas, etc. Sin duda, todo relacionado con la salud pública y el bienestar de las naciones.

Como sociedad universal con grandes potencias y numerosos países llamados “civilizados”, estamos aún muy atrás en la tome de conciencia respecto  a la pérdida paulatina o la falta de educación en valores, al fortalecimiento de la salud mental y a la evolución espiritual, que conlleva el cuidado de la psique, el manejo de las emociones y de la mente, el respecto por las diferencias, la construcción de relaciones interpersonales basadas en la dignidad, la creación de un tejido social que soporte mejor a sus ciudadanos y el volver a la esencia divina, lo que solo es posible de afianzar desde el núcleo familiar, los planteles educativos a todo nivel y el interior de las comunidades.

Toco este tema pensando en especial en otra de las plagas que impacta nuestra sociedad y deja a su paso indiscriminado en la mayoría de los casos, manchas de sangre en el alma de los involucrados y afectados, pero también miedo y horror en todos como parte de la misma. Entre las personas que cometen delitos demenciales contra la integridad de sus semejantes, que hieren, matan, realizan homicidios-suicidios, atentados masivos, magnicidios, etc.con todo tipo de armas de fuego o blancas, hay unos parámetros comunes a nivel de sus percepciones, emociones, pensamientos, actitudes, comportamientos y acciones. Estos individuos son consecuencia muy crítica de fallas estructurales a nivel humano, que día a día se hacen más y más profundas y amplias carcomiendo los cimientos de la sociedad, lo que sin duda no se resuelve remitiendo a las personas a consulta psiquiatra, con diagnósticos de algún tipo de psicopatología o medicación. En forma generalizada, la única asistencia ofrecida es la de psicofármacos para los trastornos de  ansiedad, depresión o bipolaridad por ejemplo, pero no se acompaña de psicoterapia, grupos de apoyo o actividades complementarias de terapia, coaching, artes, deportes, recreación y en general actividades de integración familiar y social.

Un arma en manos de una persona con algún tipo de trastorno emocional o afectivo es una bomba de tiempo para su integridad y la de su contexto inmediato, es un riesgo inminente con capacidad tan destructiva como el terrorismo, los conflictos armados y las armas de destrucción masiva, es un atentado contra la paz, porque ese individuo que precisamente no tiene paz interna, que camina por la cuerda floja del desequilibrio, que puede ser influenciado por los juegos de guerra, que aunque tenga instrucción en manejo de armas y hasta la licencia para usarlas, en un momento con conciencia o sin ella pierda el norte y genera caos y terror. Personas en muchos casos con elevados coeficiente intelectuales, exitosas, privilegiadas, pero envueltas en un profundo halo de desesperanza, desamor y sin propósito de vida.

De otro lado, mas allá de la asistencia es urgente y un objetivo que no aguanta más espera, enfocarse en la prevención y el trabajo permanente en las bases, acompañarla estructura familiar que afronta  múltiples situaciones de estrés emocional y fortalecer las relaciones sociales dentro de valores personales y no en la simple competitividad y sobrevivencia. Como un todo pensemos en qué tipo de naciones y sociedad humana queremos para los próximos tiempos y centremos toda la atención en los niños y jóvenes porque de su formación depende no solo su futuro personal, sino el de la humanidad como especie conformada por personas libres, equilibradas, autenticas, que vivan desde la esencia y no desde el ego, el tener y el hacer, con existencias que giren sobre el eje del amor incondicional y la felicidad.

Países como los Estados Unidos, los occidentales y tristemente la mayoría de mundo, que mantienen al promedio de su población bajo gran presión en todas las aéreas de la vida, con tan altos niveles de actividades, carga laboral, responsabilidades, consumismo, etc. Sin tiempo para el disfrute en cada instante y con tranquilidad, que no ofrecen posibilidades para que la gente comparta, se relacione, se comunique, sea vista, escuchada y atendida en sus necesidades más básicas, son naciones que están generando un caldo de cultivo para la patología emocional y mental masiva con nefastas consecuencias.

Es hora de poner más atención y en forma más integral a los niños, los jóvenes, las mujeres, los padres de familia y los maestros,  de volcar todos los esfuerzos hacia la humanización de la valiosa población que conforma el planeta tierra multiracial y multicultural. Es el momento de retomar los principios fundamentales de libertad, compasión, solidaridad, valor del ser y amor,energía universal que todo lo puede. Es la única forma de minimizar el uso y el impacto de las armas, de que ellas sean cambiadas por pinceles, instrumentos musicales, lápices, implementos deportivos, herramientas para la construcción y la transformación del odio y las guerras en amor, perdón, reconciliación y paz.

ARTICULO PUBLICADO EN:

http://lialdia.com/…/control-de-armas-equilibrio-emocional…/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s